OTRA ACCIÓN MÁS DE VOLUNTARIADO MEDIOAMBIENTAL

En las últimas intervenciones medioambientales de reforestaciones, que grupos de voluntarios y voluntarias de la Fundación Cajasol han llevado a cabo en la finca de La Contienda en el término de Aroche (Huelva), se observó el deterioro del suelo en algunas zonas, dónde ha desaparecido la tierra y aflora pizarra, la cubierta vegetal es casi inexistente. Esto se ha producido como consecuencia de la erosión de la lluvia y el viento.

El sábado, 16 de noviembre, una treintena de voluntarios y voluntarias de la Fundación Cajasol se han puesto manos a la obra para llevar a cabo la recuperación de una zona degradada añadiendo suelo. De la mano de monitores de la empresa Platalea 21, quienes son responsables de los talleres medioambientales para escolares en esa finca, se puso en marcha esta actividad. Antes dieron una charla del ciclo de regeneración del suelo. La cuestión es que debe transcurrir mucho tiempo para regenerarse naturalmente esas áreas.

La acción se ha llevado a cabo en una ladera, aportando tierra de otras zonas y conteniéndola en bancales. A continuación, se han sembrado plantones de arbustos, sobre todo, para que sus raíces ayuden a retener la tierra, a la vez que crean una cubierta vegetal que disminuya la acción erosiva del agua y el viento.

De camino se ha aprovechado para hacer un mantenimiento a las dos charcas instaladas hace un año para fomentar la vida de los anfibios de este ecosistema.

Ha sido un trabajo duro; pero que ha valido la pena. En tres horas y media se había conseguido realizar los doce bancales propuestos y dotarlos de plantas aromáticas autóctonas que eran romero y lavanda. En total unas 100 plantas.

Esta acción medioambiental contribuye al proyecto “La Década de las Naciones Unidas para la Restauración de los Ecosistemas 2021-2030”, que constituye una llamada a la acción mundial para lograr el objetivo de restaurar 350 millones de hectáreas de paisajes degradados en 2030.

La restauración de la tierra contribuye también a limitar el cambio climático y a alcanzar los ODS de Naciones Unidas, ya que contribuyen al cumplimiento de la meta de restauración de suelos descrito en el ODS 15 (Vida en la Tierra) y proporcionar algunos beneficios para el clima, Objetivo 13, a través de la retención de carbono.

La Fundación Cajasol y la Fundación La Contienda Dehesa Sostenible (quién gestiona la finca) manifiestan así su compromiso con el objetivo de fomentar la biodiversidad en la finca de La Contienda, junto con otras medidas para la lucha contra el cambio climático colaboran, así, con los O.D.S. de Naciones Unidas.

 

Contacto

Agenda